TANIA SANDOVAL SILVA - En Medio de la Onda - Ruda Con Malicia- Radiocontrol

Me llamo Tania Sandoval Silva, soy mujer hija de Jessica y Alejo,  tengo 24 años y somos de Rancagua. Vengo de una familia bien apasionada por todo lo que hace. Recuerdo que iba en segundo, tercero medio cuando mi papá llegó un día con unos tallarines en unos potes plásticos a la casa. Él hace años había andado con la idea de levantar una radio, desde que yo estaba en la básica. Primero intentó hacerlo a través del Partido Comunista, en una Biblioteca Popular, pero ahí nunca llegaron  los libros, algo pasó  y no resultó la cosa.  Después con otro grupito más pequeño, pero ya no del PC, intentaron hacer la radio y con el tiempo tampoco funcionó mucho...Y un día trabajando en el campo, en Rosario que es donde él trabaja, VI Región, llegó a la Radio Konciencia a comerse un plato de tallarines en una actividad de autogestión. En la Radio Konciencia se dio cuenta que existían más radios comunitarias y que la idea de la radio no era tan lejana.

ABSALON OPAZO MORENO (LON) - Lírica Consciente - Radio Rama - Asado de Costilla - Placeres de Culto - Camino Cintura - Conexión La Loma - Al Carajo - Combo Literario y Radiocontrolador otros programas

En mi primer año de la universidad (1996) un compañero de mi amigo Alexis Reyes, que estudiaba Dibujo en la UPLA, era el Fito, y él hacía un programa de reggae en la Radio Placeres. De esa época recuerdo una tocata que se hizo, muy bonita, en la Plaza La Conquista del cerro. Después  yo me fui del cerro y nunca más supe de la radio Placeres, pero por esas cosas del destino, me tocó entrevistar a Braulio (Rojas), a quien después me lo encontré en la puerta de mi casa en Garibaldi y descubrimos que éramos vecinos. Y en una de esas conversas camino a la casa que hacíamos cuando nos encontrábamos, me comentó que tenía un programa en la Radio Placeres, “Urbania”, con la Claudia, a quien yo cachaba no sé de adonde. Era un programa misceláneo, de cultura, análisis, música, y yo le conté que había sido de Placeres, la historia de mi abuelo, de la Radio Placeres de esos años. Y ahí se me encendió la chispa, porque en todo ese tiempo yo me había acercado harto a la cultura hip hop, participando en algunas tocatas, escribiendo letras, poesía. Entonces conocí harto de hip hop y tenía harta música, mucha música. Todos los días me llegaban discos, desde muchos lados, me llegaban demos, me grababan cassettes, tenía caleta de música.