CARLOS VILLAMAR TULCANAZA - Luchín - Taller Serigrafía Muralismo


Mi nombre es Carlos Villamar Tulcanaza, llegué a la Radio Placeres aproximadamente en marzo del año 2001, donde fui invitado a un programa que se llamaba “Luchín”. Este programa lo realizaba Ximena Romero, a quien yo había conocido y recibido en mi casa en México en el año 1997. Cuando regresé a Chile, Ximena me comenta que tiene un programa de radio en la Radio Placeres y plantea hacerme una entrevista sobre lo que había hecho en México y en California. Esta fue mi primera visita a la Radio Placeres.

En el año 2000 había llegado junto a Morella Contreras a Chile, y al visitar la Radio Los Placeres nos interesamos en realizar un programa. Comenzamos a asistir a las asambleas, conocimos ahí a muchos compañeras y compañeros, y vimos la manera de aportar y apoyar la Radio. Estas asambleas, que se hacían en el Club Deportivo que estaba frente a la plaza del Cerro Los Placeres, y de ahí Morella se puso a trabajar junto a otra compañera en un programa de radio sobre la lactancia materna. En ese tiempo nuestra hija Qaylla estaba recién nacida y comenzó a trabajar ese tema en la Radio, en un programa que se llamaba “Mammalia”.

Y de ahí, la acompañaba en el programa estando con mi hija mientras ella hacía el programa, también comencé a realizar un taller de serigrafía y muralismo en la casa donde estaba la Radio y abriendo talleres gratuitos en el sector de la Plaza La Conquista. Dentro de ese contexto, hacíamos presentaciones en la plaza, colgaba mis trabajos en la plaza, pintábamos murales con los niños del sector, todo un trabajo en el área de la pintura-comunitaria, de esta forma pude aportar a la Radio.


También me tocó acompañar al Pato Contreras alguna vez en la formación de otras radios, por ejemplo, en Achupallas, compañeros que estaban formando una radio o que ya estaba en formación y querían capacitación, de esta manera estuve apoyando y participando de distintos modos por un par de años. Hay dos acciones: talleres abiertos a la comunidad y clases de arte y pude observar que me ayudaron a desarrollar lo que después fui aplicando en el área del arte y la educación en Chile los años posteriores.

Una de las cosas que encontraba interesante y contradictorio en las asambleas, es que todos decíamos nuestras cosas y habían discusiones que, muchas veces, era el cuestionamiento al mismo discurso que tenía la Radio Placeres en esos años, en donde estaba la participación abierta de todos los espacios que estaban en contra del sistema neoliberal y, por lo mismo, algunos vecinos se sentían muy molestos de los programas de radio que tenían música metal o satánica, que hablaban de quemar las iglesias, quemar todo…etc... Por eso es que llegaban a veces vecinos y vecinas diciendo: “… que cómo se podían tener esos programas de radio... en la radio comunitaria…”  El cuestionamiento era que si en la Radio Comunitaria participaban también los vecinos, entonces porque habían estas contradicciones. Y eso era entonces, tema de discusión. Y eran a veces horas de discusión sobre el discurso que tenía que tener la Radio.

Lo otro era el problema cuando se tomaba alcohol durante los programas, lo que a veces ocasionaba problemas ya que no se realizaban las tareas que se habían comprometido a realizar. Por ejemplo habían programas que comenzaban a las 9 de la mañana y a esa hora se encontraba todo sucio, a veces licor derramado sobre la mesa de sonido, y lo peor no funcionaba la mesa. Entonces, era cierto que había espacios comunes, pero como actores sociales,también teníamos tareas que cumplir con respecto a los demás. 

En lo personal, lo rescatable… en realidad fue toda esta experiencia, de hecho participar en la Radio Placeres, fue una experiencia única que me ayudó a re-conocer Chile nuevamente, cómo era regresar aquí después de 16 años, y de qué manera debía insertarme en la comunidad, para aportar en la transformación de este país gris y azul marino. Fue la realización de estos talleres en la Radio Placeres que me hicieron pensar en insertarme como educador en la Educación Pública.Esta reflexión provocó que hiciera un giro en la postura de mi presencia en el área del arte y la educación que traía para Chile, y decidí retomar mis estudios de profesor e insertarme en las escuelas y liceos de la comuna, actividad que aún continúo realizando en Valparaíso y Quilpué.

Esta experiencia ha sido una de las más valorables en las que he podido participar una vez de regreso a Chile. Estoy convencido que lo principal en nuestra corta vida es mantener nuestras convicciones de lucha, de transformación social, en el poder crear un país donde uno se sienta feliz de vivir en él, a gusto y digno. Esta lucha se debe hacer a través del trabajo colaborativo, horizontal, colectivizar las tareas desde la comunidad para poder transformar este país y este continente que tanto queremos.

Enero 2019

CAROLINA BROWN VEGA - Sombrero de Maga


Mi nombre es Carolina Brown, alias la Charlie, como me conoce también mucha gente de la Radio. Yo llegué a Valparaíso el años 2012 a estudiar, soy oriunda de Talca y más o menos de esa época, en que era mechona, escuchaba la Radio. Tenía una amiga, que era amiga de una amiga que tenía un programa en la Radio, y por ahí también me fue más cercana la Radio Placeres, que me pareció muy interesante como radio comunitaria, algo desconocido para mí en ese momento. Me gustaba mucho el rock y por ahí también enganchaba en los programas de rock que había en esa época, y cuando ya me vinculé con la radio más directamente, fue por medio de una amiga con quien yo trabajaba. Ella me motivó a esto de crear un programa radial.

Al principio la verdad es que a mí me costó, porque no tenía mucha experiencia en comunicaciones, hacer un programa de radio, sentarse frente al micrófono, editar un programa, todo es complejo. Pero, de a poquito fui aprendiendo, ciertos códigos, ciertas formas, y me maravillé de la radio….. como forma de expresión, como forma de denunciar, como mecanismo de educación me encanta.